Pensar en valorar los derechos

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:1 comentario

Pensando en derechos y la ejecución de los mismos podemos encontrar un ovillo de múltiples hilos, por ejemplo: la dificultad de celebrar las elecciones de bolivia en Mendoza, las recientes marchas en torno a la reforma educativa y reivindicaciones salariales, las expresiones infundadas del periodismo local, etc. Si en vez de pensar cada cosa por separado le damos un sentido de coherencia podemos llegar a un único hilo conductor.

Me pareció prudente intentar hilvanar este hilo a través de la idea del valor solidaridad. Etimológicamente deriva del latin solidus: sólido, macizo, consistente y ha sido utilizado no solo como valor sino también como concepto, por ejemplo Emile Durkheim explicó cómo las sociedades a medida que se complejizaba cambiaban de una “solidaridad mecánica” a una “solidaridad orgánica”. Debo destacar que la solidaridad está arraigada en nuestras culturas y tiene valor explicativo, sirve para entender acciones teniendo en cuenta a otros y otras.

Contrario a lo que se suele creer nuestro mundo actual y los defensores del Neoliberalismo el desarrollo capitalista no es solidario, según naciones unidas en el mundo hay 800 millones de personas en extrema pobreza, pero además el 10% de la población más adinerada concentra el 40% de los ingresos del mundo. Del otro extremo, el 40% más pobre sobrevive con el 3% de los ingresos mundiales.

Ante un  panorama tan gris, nuestra solidaridad en las calles y en la lucha debe multiplicarse, pero aún más en lo conceptual. Por ello quiero adentrarme en la OSEP.

Breve descripción contextual y datos de interés

Si miramos los datos argentina invertía en 2015 más del 10% de su PBI en gastos de salud, en el 2017 esa cifra descendió al 9.4% pero sigue siendo un valor elevado del gasto en salud, por ejemplo Reino Unido para esa fecha gastó el 9.68% del PBI, Alemania en 2018 gastó el 9.7%  .

Sin embargo al interior de nuestro país se observan profundas desigualdades. En nuestro país la salud se encuentra fragmentada en 3 subsistemas: el sistema público (Hospitales públicos y centros de salud), el subsistema de la seguridad social (aquí ingresa OSEP) y el subsistema privado (acá se encuentran las prepagas como Medifé o swiss medical). Si bien nuestro sistema público atiende a todas y todos los argentinos, suele focalizarse en aquellos que no tienen ningún tipo de obra social o prepaga. Nuestro sistema público suele atender exclusivamente a más del 40% de nuestra población. De hecho el diario Los Andes destacó que en 2019 el 50% de nuestra población se atendía en efectores públicos.

 De modo esquemático haré una breve tabla para entender cómo se distribuyen los recursos a nivel meramente explicativo. No es exacto debido a la cantidad de datos que se extraen de diversas fuentes pero nos da una idea general.

 Subsistema públicoSubsistema de obras sociales (Incluye OSEP y PAMI)Subsistema privado
Porcentaje del PBI. Argentina 2015 (*)3.02%4.08%3.58% del PBI
Porcentaje poblacional atendida Mendoza 2019(*)(**)41.5% de la población56% de la población(***)  4.9% de la población

 (*)Elaboración propia en base a Numerador: Extraído de Oscar Cetrangolo “Obras sociales de Argentina”. Denominador: Elaboración en base a Cobertura de salud ECV 2016-2019. Disponible en Deie. http://www.deie.mendoza.gov.ar/#!/mendoza-en-datos .

 (**)Numerador: No da 100% debido a que hay personas que tienen más de una cobertura.Da 102.3%

(***) Se decide incorporar a OSEP(16.3%), PAMI (11,8%)  y la categoría de Obra social (27.9%) como Subsistema de obras sociales en base a los lineamientos del texto de Cetrangolo.

Si vemos a simple vista existe una notoria desigualdad en torno al acceso de los recursos y la población atendida, donde el subsistema privado absorbe muchos recursos pero atiende a una nula cantidad de población. Más allá de que el subsistema privado también recibe ingresos por las “prestaciones” que realiza al sistema público esto no explica la enorme desigualdad ¿que la explica?

A mi entender esto sucede por las profundas medidas antisolidarias que se implementaron desde los nefastos años 90. Medidas que impusieron la idea de que “cada persona pueda tener libre elección” de su obra social.

El caso de OSEP

Antes de seguir adelante permítanme aclarar que OSEP está vaciada, que no da respuestas a sus afiliados. A fin de cuentas creo que tiene una muy mala administración, funciona mal y está siendo “ajustada por esta gestión y la anterior”. Sin embargo, pronunciarnos sobre esta situación da lugar a que circulen conceptos erróneos sobre cómo abordar esta problemática. Uno de ellos es la “libre elección”.

En varias marchas he escuchado a compañeros y compañeras plantear que con lo que aportan a OSEP podría buscar otra obra social. Entiendo la frustración (de hecho padecemos lo mismo) pero permítanme decirles que es una “solución” errónea y de corte neoliberal. Para ser estrictos la “libre elección” nace jurídicamente con el decreto 09/93 del año 1993. De más está decir que dicha época fue catastrófica para los trabajadores y trabajadoras de la  educación.

Ahora más allá del mote neoliberal de la afirmación ¿por qué perjudica a los y las trabajadoras? En su carta orgánica a cada afiliado se le descuenta el 5% de su sueldo en bruto, en este sentido quedan incluidos en la obra social todos los empleados públicos incluidos jueces, legisladores provinciales, intendentes y concejales ¿Es el mismo dinero, el 5% del sueldo de un empleado municipal o el de un juez? Aquí está la vinculación con la idea de solidaridad, lo que aportan algunos compensa lo de otros.

Por otro lado,  lo que sucede en los hechos con las libres asociaciones es un “descreme”. Es decir, aquellos aportantes que más dinero ganan buscan otro tipo de “obras sociales premium” y/o prepagas   desfinanciando las obras sociales más pequeñas.Estas, quedan con los aportantes de menores ingresos y con costos cada vez más altos para cubrir. La afiliación obligatoria genera una caja única donde aportan todos los trabajadores de un mismo sector. Las desregulaciones en el marco de la salud siempre perjudican a los y las trabajadoras, es claro entender esto. ¿alguna posible solución?

  1. Debe existir más participación sindical en OSEP. Con compañeros y compañeras que conozcan de la temática nos garantizamos por un lado evitar los ajustes y vaciamientos que se están llevando a cabo actualmente. Terminarían las subas constantes de los coseguros y los abusos que estamos sufriendo. La obra social es de los trabajadores, ellos deben poder decidir los rumbos de la OSEP.
  2.   La gestión de OSEP debe buscar nuevas maneras de financiarse en caso de no cubrir los costos con el 5% de aportes. Este financiamiento debe ser progresivo. Ya se ha dicho antes de 10 empleados públicos 5 son trabajadores de la educación, nuevos impuestos a los patrimonios pueden aliviar la necesidad de financiamiento de la obra social.
  3. Si hay paritarias, OSEP percibe mayores ingresos. Los salarios dignos generan una obra social digna.
  4. Los trabajadores y trabajadoras debemos seguir estudiando estas temáticas y no dejarnos cooptar por el sentido común liberal e individualista que circula tan fácilmente actualmente. Es complejo no caer ante ideas repetidas hasta el hartazgo. Es nuestra responsabilidad como trabajadores organizados y organizadas  estudiar cada vez más, organizarnos e ir a la calle si es necesario.

La agrupación Celeste está a su disposición compañeros y compañeras.

Profesor Nicolás Barroso.

Editorial La Celeste.

Referencias y lecturas de interés.

  1. https://news.un.org/es/story/2018/12/1447091
  2. https://www.mscbs.gob.es/estadEstudios/sanidadDatos/tablas/tabla30_1.htm
  3. https://www.losandes.com.ar/mas-de-la-mitad-de-la-poblacion-se-atiende-en-la-salud-publica/
  4. Economía de la Reforma de los Seguros de Salud en Argentina de Federico Tobar.
  5. Obras sociales de Argentina de Oscar Cetrangólo. Disponible en http://fcece.org.ar/wp-content/uploads/informes/obras-sociales-argentina.pdf
  6. http://www.deie.mendoza.gov.ar

Esta entrada tiene un comentario

  1. Patricia Alcaraz

    Excelente!!
    OSEP es la caja chica de los gobiernos
    Pidamos la reforma del estatuto de OSEP para q los afiliados participen

Deja una respuesta